Logotipo de La Vascongada, empresa de mudanzas
¿Podemos ayudarte? ¡Llámanos!
Encuéntranos en Google Maps
Sede Madrid | Sede Barcelona

Política de Calidad

Escríbenos
comercial@vascongada.cominfo@vascongada.com

¿Qué y cómo debes guardar en un guardamuebles?

08/07/2015

El guardamuebles es un espacio de almacenamiento, principalmente para muebles, por el volumen que suelen ocupar y son muy frecuentes en las propias empresas de mudanzas y traslados de enseres. Pero, será finalmente el usuario quién decidirá qué guarda en ellos y por cuánto tiempo. Son muy útiles para almacenar objetos grandes y de uso infrecuente, ante la falta de espacio en casa, mudanzas, traslados de oficinas, desalojos, o reformas más o menos duraderas en la vivienda.

A veces se confunde guardamuebles con trastero, pero existen diferencias. La primera es el tamaño, siendo más grande, superior a los 10 m³. Los muebles, después del inventario, se guardan debidamente empaquetados, protegidos contra humedad, polvo e incendios y existe servicio de vigilancia. Para acceder, es necesaria cita con el personal de la empresa, mientras que en los trasteros, los clientes acceden al local por su cuenta y almacenan sus objetos.Los guardamuebles son recomendables, transitoriamente, para muebles de gran tamaño durante una mudanza, o más permanentemente cuando son muebles viejos, pero de gran valor material o sentimental. También es frecuente para conservar otros artículos como lámparas, cuadros, cristalerías y vajillas, de suficiente valor. El valor sentimental de juguetes y artículos de bebé y la esperanza del uso por nuevas generaciones conforman otra categoría. Están prohibidos productos químicos peligrosos o materiales inflamables, explosivos, armas de fuego, petardos o materiales similares, así como fertilizantes, herbicidas o pesticidas.

Para almacenarlos, hay que tomar precauciones de conservación. En los muebles de madera el cuidado debe ser especial, diferenciando entre barnizados o madera natural, que necesitarán mayores cuidados. Deben estar todos limpios, retirando polvo de todos los rincones y secando muy bien la humedad.

Es aconsejable embalar muebles con telas, no plásticos, que pueden dañarlos por condensación. Se colocan telas en el suelo, bajo el mueble y se van cubriendo con más telas, hasta envolverlos. Después, se atan cuerdas alrededor, para dejar bien ceñidas las telas. Se deben preservar de luz solar y humedad, asegurándonos de que no existe líquido en el interior. Son recomendables fumigaciones periódicas, por los peligros de la carcoma.

Los objetos frágiles deben embalarse con material especial anti-impactos, como plástico de burbujas, espuma o corcho, sin olvidarnos de poner la etiqueta “frágil” en el lado más sensible. Espejos y partes de cristal deberían llevar cartón, para absorber posibles impactos, antes de envolverlos en telas y precintarlos. Por supuesto, los aparatos electrónicos deberán guardarse sin pilas y si tenemos ropa, es imprescindible utilizar antipolillas.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.