Cómo ahorrar en calefacción

Con la llegada del invierno y la bajada de temperaturas, el gasto en calefacción puede ser una sorpresa a la hora de pagar las facturas. Por ello, compartimos algunos consejos para ahorrar en el uso de la calefacción:

La temperatura idónea para el hogar está entre los 19º y los 21º C. Aumentar en un grado la temperatura sube el gasto energético en un 7 %. Para la noche, solo basta con entre 15º a 17º C.

Mantener la misma temperatura. El cambio de temperatura intermitente aumenta el consumo de energía, por ello es recomendable mantener una temperatura constante.

Aprovechar la luz solar. Deja que entre la luz del sol por las ventanas para que caliente las habitaciones. Por las noches, cerrar las persianas y cortinas para evitar la pérdida de calor. Para ventilar una habitación, basta con abrir durante 10 minutos.

Aislamiento de las ventanas. Según la calidad del vidrio y marco de las ventanas, se puede producir hasta un 30 % de perdidas, siendo más eficiente los marcos de madera. Un doble cristal mantiene el calor un 50 % más.

Revisar la perdida de calor. Comprueba las rendijas en puertas, ventanas e incluso persianas para comprobar donde hay fugas aire. Con masilla o silicona podremos mantener el calor del hogar.

Instalar termostato programable. Es una manera de mantener la temperatura idónea y ahorrar. Es recomendable regular la temperatura según los horarios y no dejarla encendida mientras la casa esté deshabitada. Con programar la temperatura 1 hora antes de llegar es más que suficiente.

Escrito por

Perfil de Google+

Sin comentarios todavía.

Dejar un comentario

Mensaje

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CERRAR